Mi buscador

domingo, 28 de febrero de 2010

Entrenamiento básico para el actor y la actriz (Meses 7 y 8)














La voz teoría y práctica

A partir de este mes y los subsiguientes nos vamos a dedicar a mejorar nuestra voz y al mejorarla, directamente vamos a incrementar la expresividad total de nuestro cuerpo. Conjuntamente durante estos dos meses incursionaremos en la teoría y la práctica, aprenderemos de los elementos básicos necesarios a dominar para mejorar nuestra expresión vocal y simultáneamente con cada nuevo elemento estudiado, realizaremos un par de ejercicios para perfeccionarlo y fijarlo en nuestra memoria corporal.

“La mayoría de la gente habla mal, abusa de su órgano vocal y fatiga su voz porque no ha aprendido a servirse de ella” George Canuyt; La voz hablada.

Relajación:

El trabajo vocal, así como el trabajo corporal del actor, demandan esfuerzos específicos que requieren de su concentración y control. Para llevar a cabo esto, es indispensable partir de un estado de relajación, que elimine las tensiones provocadas por las actividades cotidianas.
Dependiendo de cada persona, de su temperamento; complexión; edad; estado anímico; etcétera, habremos de encontrar patrones distintos de tensión: dientes apretados; hombros elevados; glúteos apretados; ceño fruncido; abdomen contraído; tartamudeo o ausencia de la voz; dedos de los pies arqueados; respiración alterada; etcétera; etcétera; etcétera, de aquí la dificultad de sugerir una rutina única de relajación, que sea eficiente para cualquiera.
Partiendo de este hecho, el actor que se entrena en relajación, debe de aprender, paralelamente, a detectar sus tensiones personales, a reconocer sus manifestaciones (en ocasiones imperceptibles exteriormente) para poder eliminarlas; tarea esta, que en un principio es bastante difícil, pero cuya habilidad se desarrolla con la práctica.
La relajación consiste pues en dejar atrás un estado de esfuerzo (físico o psíquico) y pasar a uno de laxitud que reestablece nuestro equilibrio, posibilitando una actitud de concentración mental y física. Mientras que la tensión nos encadena y nos atrapa en nuestro propio cuerpo, la relajación nos brinda la libertad para gobernarlo conscientemente.

Ejercicios: 1) 5 minutos. Tiéndase boca arriba cómodamente y escuche grabaciones de música, respire y expire profundamente, construya simultáneamente una imagen en donde su cuerpo se integra a lo qué está escuchando.
2) 5 minutos. Recostado boca arriba y acompañado de música suave, ejecute movimientos libres en cámara lenta, siempre respirando profundamente y cómodamente, bostece ampliamente, haga ruiditos suaves y vuelva lentamente a qué su espalda se apoye totalmente sobre el suelo.




Recuerde siempre utilizar ropa cómoda (Ropa de ensayo) ubicarse en un lugar ventilado y tranquilo, ir a su propio ritmo; pero siempre dando el máximo, cada vez que realice cualquier rutina de ejercicios. Al contrario de los meses anteriores, a partir de ahora y hasta qué se indique lo contrario, voy a empezar con estos ejercicios y luego voy a finalizar con la rutina de entrenamiento con la que iniciábamos los meses anteriores. Siempre trabajar de menos a más.

Respiración:

Respirar es un acto involuntario y automático, en el que usualmente no se reflexiona y no se tiene la conciencia de educar, sin embargo para algunas actividades como cantar; actuar; la práctica deportiva; entre otras, saber respirar a voluntad es básico.
“Si hay aire hay vida” El entrenamiento de la respiración consiste en tomar conciencia de los músculos que intervienen en este proceso y los beneficios de su trabajo y desarrollo. Consiste también, en conocer los diferentes tipos de respiración, así como de ampliar nuestra capacidad de ventilación con la ejercitación constante.
Es básico al inicio respetar la forma de respirar de cada persona y el punto de apoyo de su inhalación (Pectoral, intercostal, abdominal) ya que el tratar de modificarlo súbitamente, cuando este punto de apoyo no es correcto, solo acarreará bloqueos y dificultades en el actor, hay que darle su tiempo al entrenamiento y al proceso de reeducación que este entraña y que solo surge de la concientización personal.

Ejercicios: Solamente haga un ejercicio de respiración por sesión, hacer dos distintos puede ser contraproducente
Ejercicio 1 (Tres veces por inciso)
a) Inspire por la nariz en forma lenta, profunda y regular; retenga el aire dos segundos; espire por la nariz en la misma forma.
b) Inspire por la nariz en forma lenta, dilatando las alas; retenga el aire dos segundos; espire por la nariz en forma lenta, regular, completa.
c) Inspire en la misma forma qué en el inciso anterior, retenga el aire dos segundos; espire por la nariz en forma rápida y continua.
d) Inspire en la misma forma que en el inciso b; retenga el aire dos segundos, espire por la nariz en forma lenta y regular.
e) Inspire por la nariz algo rápido, retenga el aire dos segundos; espire por la nariz en forma lenta y regular.
f) Inspire por la nariz algo rápido dilatando las alas de la nariz; retenga el aire por dos segundos; espire por la nariz en forma lenta y regular.
g) Inspire como en el inciso anterior, retenga el aire dos segundos; espire por la nariz en forma rápida.
h) Después de haber espirado normalmente y sin volver a inspirar, saqué el aire de reserva en dos o tres golpes rápidos; inspire por la nariz en forma regular y completa.

Ejercicio 2 (Tres veces por inciso) En la realización de todo el ejercicio, la boca debe permanecer entreabierta durante la espiración.
a) Inspire por la nariz, en forma lenta, total, regular; retenga el aire dos segundos, espire por la boca en la misma forma.
b) Inspire por la nariz, en forma lenta, abriendo las alas de la nariz; retenga el aire dos segundos; espire por la boca en forma lenta, completa y regular.
c) Inspire como en el inciso anterior, retenga el aire dos segundos; espire por la boca en forma rápida y continua.
d) Inspire como en el inciso b; retenga el aire dos segundos; espire por la boca en 4 golpes, tratando de consumir todo el aire de reserva.
e) Inspire por la nariz algo rápido; retenga el aire dos segundos; espire por la boca en forma lenta, regular y completa.
f) Inspire por la nariz rápidamente. Abriendo las alas de la nariz; retenga el aire dos segundos; espire por la boca rápidamente en 4 golpes de aire.
g) Después de una espiración normal, saque el aire por la boca en dos o tres golpes, tratando de expulsar la mayor cantidad; inspire por la nariz en forma regular y completa, sin ansiedad.






Preparación del aparato fonador:

Después de llevar a cabo los ejercicios de relajación y respiración necesarios para iniciar cualquier sesión de entrenamiento vocal, es también; indispensable preparar el aparato fonador. Esta preparación tiene entre otras, la finalidad de iniciar en el trabajo a los órganos y músculos que intervienen en la emisión de la voz, en forma suave, no intensa, con el objeto de eliminar la posibilidad de lesionarse.
En este sentido, la preparación del aparato fonador consiste en llevar a cabo los ejercicios de menor grado de dificultad de aquellos aspectos vocales que revisten, paradójicamente el mayor esfuerzo, teniendo siempre como base, y esto lo reiteramos, la relajación y respiración correctas.

Ejercicios: Ejercicio 1 (3 minutos) En una posición cómoda: a) Bostece ampliamente b) Trague saliva c) Reproduzca el murmullo del oleaje d) Reproduzca el ruido de las olas con cada vocal e) Reproduzca el sonido del viento. Todo lo anterior se debe realizar musitando.
Ejercicio 2 (3 minutos) Exagerando la pronunciación y musitando; diga frases cortas y trabalenguas. Ejemplo: “Don Tristras tenía tristezas, pero las perdía en un tris tras. Por eso las tristezas de don Tristras no eran tristes por su tristeza, sino que sus tristezas eran tristes por un tristras de don Tristras”





Impulso espiratorio (Columna de aire)

El impulso espiratorio corresponde a la tercera fase de la respiración fisiológica (Inspiración, pausa, espiración) de donde se desprende la importancia que tiene, pues solo es en la espiración donde se produce la fonación. El impulso espiratorio debe de ser estable; regular; silencioso y con fuerza, para lograr esto, el actor ha de entrenarse hasta el punto tal que pueda gobernarlo y con ello, suministrar el aire indispensable con la fuerza necesaria en el momento justo. La columna de aire pues, está hermanada de manera definitiva con el apoyo; la resonancia y la proyección de la voz. En concordancia con Stanislavski, el actor ha de reaprender todo en la vida: a caminar; a ver; a sentarse; etcétera, pero de manera definitiva a respirar y suministrar su aire.
Utilizando la imagen de una columna de aire endeble, corresponderá una voz débil y llena de fisuras, mientras que a una columna de aire bien formada y sólida, corresponderá una voz bien impostada y expresiva.

Ejercicios: Ejercicio 1 (2 minutos por inciso) De pie, en una posición cómoda, oprima sus costillas con los antebrazos, inspire con profundidad, sostenga dos segundos el aire y espire suavemente mientras en volumen bajo:
a) Dice las vocales lentamente
b) Lee algún texto o poema corto
c) Repite un mismo trabalenguas

Ejercicio 2: Repita el ejercicio anterior, solo que ahora debe oprimir con las palmas de sus manos la región abdominal y pélvica (Ver ilustración abajo) Al momento de emitir la voz debe mantener la sensación de que sus manos son empujadas por el abdomen y la pelvis.





Resonancia:

El aire modificado y transformado en sonido por las cuerdas vocales, es amplificado y embellecido por las cavidades de resonancia antes de ser lanzado al exterior. Faringe; cavidad bucal; fosas nasales; y cavidad naso faríngea, constituyen los resonadores fisiológicos o cámaras de resonancia, que refuerzan el sonido por la excitación que estas producen al impactarse en ellas la onda sonora faríngea y añadir al sonido básico, sus frecuencias propias. También, hay que tomar en cuenta las sensaciones vibratorias y o propioceptivas que, dependiendo de la persona y de su entrenamiento, pueden ubicarse en la cabeza; el pecho; el estómago; la espalda; etcétera, por la sensación que en estas zonas produce la emisión de su voz, dando la impresión de resonar.
Si los resonadores son asunto de conformación anatómica ¿Qué sentido tiene su entrenamiento? En primer lugar ubicarlos, aprender a percibirlos y manejarlos deliberadamente; en segundo lugar, partiendo del hecho de que a excepción de los nasales en todos los demás intervienen partes móviles, se puede aprender a manejarlos, mejorando su uso, sustentados en el correcto entrenamiento de la relajación, del apoyo, del impulso espiratorio y desde luego de los aspectos fonéticos sobre el punto y modo de articular vocales y consonantes.
Al hacer los ejercicios, por la naturaleza del entrenamiento, esté atento, más que al sonido, a la sensación producida en los resonadores. Intente grabarse para distinguir los cambios en la resonancia. Dependiendo del avance del entrenamiento, varíe la posición corporal, desplazándose, corriendo, saltando, etcétera.

Ejercicios: Ejercicio 1 (3 minutos) Emita nasalizando, frases cortas; trabalenguas o fonemas. El efecto permite concienciar el trabajo del resonador nasofaríngeo.
Ejercicio 2 (3 minutos) Cante con la boca cerrada: al hacerlo forme con el paladar y la lengua una cámara amplia, manteniendo los dientes separados y los labios juntos.





Apoyo:

La correcta emisión de la voz demanda del actor salud física, pero también, fortaleza física; especialmente de los músculos que constituyen la pared abdominal y sus conexiones con los músculos pélvicos. Apoyar la voz significa impulsar el aire sin obstrucción, con fuerza y continuidad, mediante el trabajo ejercido por los músculos abdominales y pélvicos sobre el diafragma y por lo tanto, sobre el impulso espiratorio; con ello se logra que la fonación fluya sin jadeos ni desmayos, suministrando de manera controlada el aire espirado y posibilitando también, que este impacte con la fuerza necesaria las cavidades de resonancia. El correcto apoyo de la voz facilita la fonación, sin importar que el actor trabaje desde posturas o movimientos cotidianos, hasta acrobáticos. El apoyo así entendido, proporciona flexibilidad y movilidad al diafragma, contribuye al adecuado manejo de la respiración en el trabajo escénico e influye de manera determinante en la proyección de la voz.
Recomendación: Para todos los ejercicios de apoyo, emita la voz en su tono natural.

Ejercicios: Ejercicio 1 (5 veces) Espire suavemente, inspire con profundidad, sostenga dos segundos sin sacar el aire y emita la consonante S prolongando su sonido de manera suave y regular.
Ejercicio 2 (5 veces) Respire cómo en el ejercicio anterior. Pronuncie la S alargando el sonido, comience con intensidad y disminuya paulatinamente.

Proyección:

Es indispensable que el actor tenga presente el concepto de ” proyección de la voz “ y se entrene en el manejo adecuado de la misma. Proyectar significa arrojar o lanzar a distancia. Proyectar la voz significa que el sonido; lo que se dice, llegue en forma natural a todos los espectadores, implicando el empleo de sus cavidades de resonancia; el impulso espiratorio y la eliminación de tensiones innecesarias. Proyectar la voz es llenar con está un ambito dado en cualquier posición corporal. Es importante no confundir proyección de la voz con volumen de la voz, pues una voz bien proyectada puede ser emitida a bajo volumen y sin embargo, escucharse claramente.

Ejercicios: Ejercicio 1 (2 veces cada serie) Emita musitando cada una de las vocales, alargando el sonido.
Ejercicio 2 (5 minutos) Exagerando la pronunciación y musitando, diga frases cortas y/ o trabalenguas.

Volumen:

El sonido es una sucesión de ondas longitudinales producidas por la vibración de un cuerpo y transmitidas a través de un medio elástico como lo es el aire y que percibimos cuando hace contacto con el tímpano. El sonido es pues un estímulo físico qué actúa sobre el tímpano. Constituye en última instancia una sensación.
Tres son las características, además de su duración que definen el sonido, entendido como sucesión de ondas longitudinales: La intensidad; el tono y el timbre. La intensidad corresponde a la amplitud de onda y es lo que comúnmente conocemos como volumen. Para medir la intensidad de una vibración se establece una escala de decibeles, además de la frecuencia podemos entender que el volumen es un término convencional que se relativiza de una circunstancia a otra, de un papel a otro y para fines de entrenamiento de un actor a otro. Así el volumen debe adecuarse a las características del personaje en cuestión, a las circunstancias y al objetivo general de la obra que se trate, en el lugar específico donde se lleve a cabo. Para tal efecto, el actor debe conocer, entrenar y manejar su voz para poder emitirla en los distintos volúmenes que se requieran.


Al realizar los ejercicios correspondientes al volumen es muy importante mantener la relajación del aparato fonador, especialmente en el volumen alto. Atención pues a la máscara facial, cuello y hombros. Realice todos los ejercicios en su tono medio o normal, cuide que no se “quiebre” en volumen alto, pues ello es indicación de un trabajo incorrecto que puede llegar a lesionarle. Durante la realización de estos ejercicios, debe cuidar el punto y modo de articulación de cada una de las letras que emite, evitando que la voz se “baje” a la garganta.

Ejercicios: 1) (4 minutos) Pronunciando vocales; números; fonemas o frases cortas, ubique 3 puntos en una escala convencional y personal de volumen; llámeles bajo; medio y alto. Escuche las posibilidades de extensión de su volumen.
Ejercicio 2 (Dos veces) a) Diga cada una de las vocales alargando su sonido. Utilice un volumen de bajo a medio y a la inversa.
b) Diga cada una de las vocales alargando su sonido. Utilice un volumen de medio a alto y a la inversa.
c) Emita 5 veces cada vocal. Emplee un volumen de bajo a alto y a la inversa.
d) “Clave” las vocales. Diga la serie de vocales en volumen alto contrayendo el abdomen al emitir cada una.



Bueno, para estos dos meses es bastante trabajo el que tendremos al trabajar estos ejercicios para conocer y mejorar nuestro aparato vocal. En el próximo post seguiré un poco más con el tema de la voz y luego en la última entrega de este entrenamiento básico, trataremos de unir todos los conceptos y realizar prácticas enfocadas en la construcción de un personaje.

Nos leemos en la próxima.


Fuentes:

Revista Máscara

La Construcción del Personaje, Konstantin Stanislavski

Voz y manejo tonal, Sotoconil

Entrenamiento vocal, Barba

El aparato vocal y su funcionamiento, Cornut

La sustentación de la voz, McClosky

La voz y el actor, Berry
La voz, Grotowski

viernes, 19 de febrero de 2010

Entrenamiento básico del actor y la actriz (Meses 4; 5 y 6)



En estos tres meses trabajaremos sobre tres tópicos principales: La plasticidad del movimiento; la contención y el control. El objetivo principal para estas sesiones de entrenamiento es sensibilizar nuestro cuerpo y paralelamente conocer, educar y dominar nuestro instrumento para qué sea más expresivo, para que responda a cualquier sensación interna de nuestro espíritu de una manera controlada y bella en el más amplio sentido.

Mes 4, La Plasticidad del Movimiento

“El movimiento y la acción, qué nacen en los recovecos del alma y siguen una estructura interna, son esenciales para los verdaderos artistas en el drama, el ballet o cualquier otra forma de arte teatral o plástico” Konstantín Stanislavsky

Vamos a tratar de atacar el movimiento plástico desde dos frentes; el físico y el espiritual ¿Por qué el físico? Pues por qué es necesario tener un aparato físico bien desarrollado y entrenado para poder intentar darle vida a un personaje en el mejor de los casos, y para poder aguantar las horas de ensayo, las horas de función y o las horas de grabación en locación sin sufrir quebrantamientos físicos en el transcurso de nuestro trabajo, en el peor de los casos.

¿Por qué el espíritu? Por qué toda acción externa no es más qué la proyección física de una acción interna o un sentimiento. Cómo dice el maestro Stanislavsky, el movimiento y la acción de un verdadero artista nacen en los recovecos del alma y debe ser así siempre.

Iniciamos con la acostumbrada rutina de calentamiento, a esta altura ya deberíamos tener un mejor manejo de nuestra respiración, de nuestro cuerpo y de nuestra mente y lo recomendable sería aumentar el grado de dificultad de los ejercicios, ya sea aumentando las repeticiones y o el número de series de los mismos en el caso de las rutinas físicas y la intensidad o el tiempo en el caso de las rutinas mentales.

Ejercicio uno; Desplazamiento: Duración 10 minutos. Procedimiento: Con la ayuda de alguna música (Tratar de qué la música no sea la misma en cada sesión) voy a tenderme en el suelo y lentamente voy a mover mi cuerpo sin desplazarme, tratando de qué los movimientos sean constantes y suaves. Una vez que haya explorado el movimiento en todo mi cuerpo; voy a empezar a desplazarme por el espacio, buscando diferentes puntos de contacto con la superficie por la cual me desplazo, sería bueno contar con niveles como: Sillas, bancos, escaleras, cuerdas sujetas al techo; cubetas llenas de agua; etc, para poder generar el mayor número de impulsos subconscientes. Unos dos minutos antes de finalizar el ejercicio voy a estar completamente erguido y trataré de desplazarme en líneas rectas variando la velocidad drásticamente entre desplazamiento y desplazamiento, por ejemplo; si realizo un desplazamiento rápido el próximo lo haré en cámara lenta, el próximo corriendo, el próximo normal y así sucesivamente.

Ejercicio dos; La Gota de Mercurio: Duración 4 minutos. Procedimiento: Imaginemos que en nuestra mano tenemos una gota de mercurio, la tenemos en nuestra palma y desde ahí la voy a trasladar por todo mi cuerpo, para esto debo mover mi cuerpo de manera qué la gota se mueva por pura gravedad. Es un ejercicio muy divertido y relajante y si se ejecuta con verdad y el Sí Mágico nos recompensará con una plasticidad de movimiento grande, qué nos hará sentirnos cómodos en la escena.

Ejercicio tres; balance: Duración dos minutos (Un minuto cada pierna) Procedimiento: De pie apóyense primero con el hombro y lado derecho, contra un poste o el marco de una puerta. Este apoyo es necesario para mantener una posición vertical fija. Evita que el cuerpo se incline en cualquier dirección. Habiendo así fijado una posición vertical para el torso, echen todo su peso con firmeza sobre la pierna cercana al poste o marco de la puerta. Pónganse ligeramente de puntillas y muevan la otra pierna, con la rodilla sin flexionar, primero hacia delante y luego hacia atrás. Al hacerlo, intenten llevarla a un ángulo recto en ambos sentidos. Al principio debe hacerse esto durante muy poco tiempo y en movimientos muy lentos, aumentando luego la duración para que se vayan ejercitando todos los músculos correspondientes. Por supuesto, no puede llegarse inmediatamente al límite; hay que hacerlo gradualmente y de forma sistemática. Cuando hayan hecho este ejercicio, supongamos con la pierna derecha, dense la vuelta y hagan lo mismo y de la misma forma con la izquierda. Y tengan cuidado de que, al extender la pierna, el pie no quede en ángulo recto con respecto a ella, sino que esté extendido en la misma dirección de la pierna; en punta como dicen en danza.

Ejercicio cuatro; ritmo: Duración 4 minutos. Procedimiento: Ahora voy a trabajar el movimiento con respecto a un compás musical, escojan tres pistas musicales; una con un compás lento, otra con un compás normal y la última con algún compás acelerado, sería bueno hacer una mezcla de las tres músicas en una sola pista, pegando pedazos de cada una con diferentes duraciones. Lo qué voy a hacer es lo siguiente; pongo la música y me voy a mover libremente al ritmo de la misma, cada vez qué haya un cambio de ritmo; trataré de hacer lo mismo con mi movimiento corporal, al principio es bueno hacer el movimiento libremente, pero luego sería bueno seleccionar movimientos y hacer una pequeña coreografía, para trabajar un poco la memoria corporal.

Ejercicio cinco; Estatua: Duración 5 minutos. Procedimiento: Hemos estado trabajando sobre la continuidad del movimiento físico, qué debe responder a un sentido o sentimiento interior del movimiento de la energía en nosotros mismos y en el espacio. Ahora vamos a cortar repentinamente el flujo de energía y vamos a acabar en una pose inmóvil, al principio en el primer instante va a ser solo eso una pose, pero voy a permitir que mi subconsciente trabaje para dar una base interna de verdad a esa pose. OK, es así entonces: relajadamente me desplazo por el espacio con alguna señal prefijada (Música; alarma; señal de algún compañero; etc.) me detengo y congelo la acción, entonces dejo que mi cuerpo se llene de esa acción congelada y le permito a mi subconsciente elaborar una base de verdad para justificar esa pose, posiblemente voy a tener que corregir mi posición levemente y está permitido un pequeño cambio de apoyo o posición de cualquier parte de mi cuerpo para darle verdad a esa estatua, puede ser simplemente fruncir el entrecejo, esbozar una sonrisa o doblar un dedo, pero van a ver como ese pequeño cambio de movimiento puede generar todo un estado interno emocional. Es esa verdad interna qué justifica un movimiento lo que estamos buscando y encontrar eso es hallar oro puro.

Meses 5 y 6, Contención y control

“El arte comienza con el toque más tenue” Briulov.
El pasado mes trabajamos en la plasticidad del movimiento, se le dio bastante énfasis a la parte física, pusimos en forma nuestros músculos y nervios y los desarrollamos, les dimos amplitud, y es necesario qué realizar ejercicios de este tipo se convierta en un hábito en nuestra vida. A partir de este momento nos enfocaremos en tratar de ubicar en nosotros mismos ese toqué tenue donde se inicia el verdadero trabajo artístico.

Para lograr lo anterior se necesita ser y estar en escena y no solamente actuar como si fuéramos. Actuar como si es fácil y lo vemos a cada rato al ir al teatro o al cine. Pero ser y estar requiere de sensibilidad; intuición; concentración y compromiso y solo lo logramos ver unas cuantas veces, pero cuando lo hacemos se produce una experiencia sensorial y algo de la vida del personaje y del actor qué vemos interpretar ese personaje se queda con nosotros, ese algo es la chispa de la vida, esa vida se convierte en un recuerdo qué estará con nosotros por siempre. Eso es arte.

Propongo una serie de ejercicios qué pretenden sensibilizarnos, actuar en el vacío, paso a paso, aceptando cada momento como nuevo aunque hayamos transitado por él decenas de veces.

Igual qué siempre, iniciaremos nuestra sesión con la rutina de calentamiento. Vamos a seleccionar un espacio neutro para nuestro trabajo de estos dos meses, por ahora será uno pequeño, digamos un metro cuadrado, podemos marcarlo, con tiza o utilizar una alfombra para qué nos quede bien claro los límites de nuestro espacio creativo. Ok ya lo tenemos, ahora sí lo voy a admirar por un momento desde fuera, aún no me introduzco en él ¿Listos? A partir de este momento cuando ponga un pie en mi espacio voy a ser totalmente consciente de mi entorno interno y externo, ya no puedo permitirme ser de cualquier manera, ahora soy super consiente de todo lo qué sucede a mi alrededor en mi espacio, soy digamos como un soldado que cuida su fuerte, voy a estar alerta en mi espacio al menos durante 5 minutos seguidos concentrando toda mi atención en lo que sucede. Voy a suprimir cualquier pensamiento que no se relacione con lo que estoy viviendo en este momento, todo mi cuerpo, ojo Todo mi cuerpo va estar atento a lo qué sucede, no racionalizo nada solo reacciono y acciono, eso será todo por el momento. Ahora me voy sentar y relajar en ese espacio pero siempre alerta, ojo Alerta con tensión natural, No Alerta estresado. Me siento respiro profundo y disfruto con todo mi cuerpo estar ahí en mi espacio creativo, esto lo haré durante al menos 5 minutos.

Ahora salgo de mi espacio creativo, estoy en el espacio de cualquier manera de la vida diaria y me permito ser de cualquier manera ¿Cómo se sienten? Verdad qué ese pequeño espacio demarcado en el piso a cobrado una dimensión diferente, como de respeto, casi tiene un valor sagrado y también es posible que sientas que cuando estás en el espacio no marcado; en el espacio de cualquier manera te empieces a mirar críticamente y subjetivamente empezarás a evitar ser de cualquier manera y buscarás un equilibrio y una sensibilización hacia tu exterior físico y tu interior espiritual. Es increíble el nivel de conciencia que logramos con este pequeño ejercicio de sensibilización. Bueno a partir de está sesión y durante los próximos dos meses voy a irle agregando un metro cuadrado a mi espacio haciéndolo mas grande cada vez, esto aumentará la dificultad pero también nuestra concentración y nivel de sensibilidad.

Siguiente ejercicio, este lo haremos cada cuatro sesiones qué realicemos el anterior. Dejá en el suelo la primera marca qué pusiste para tu espacio creativo, entrás a tu espacio y vas a decir un texto qué te cause mucha emoción, que te guste mucho, puede ser un poema; una canción; un cuento, etc, lo que querás. Dejá qué toda tu emoción salga, tu cuerpo puede moverse libremente en ese pequeño espacio, utilizá al máximo tus recursos corporales. Listo, ahora vas a poner una silla en el centro de ese pequeño espacio, te sentás en ella y volvés a decir tu texto sin levantarte de la silla ¿Listo? Bien, ahora permanecés sentado en la silla, pero vas a poner tus manos debajo de tus piernas de manera que no las podás mover para nada, ahora vas decir el texto con toda la fuerza y emoción posible ¿Qué sucedió? ¿Cómo te sentiste en cada una de las veces qué dijiste el texto? Ok, el objetivo de este ejercicio es enseñarte a estar atento a tus impulsos y controlarlos, hay muchos impulsos qué aunque son verdaderos no contribuyen a la ejecución de tu personaje si no más bien lo ensucian y lo esconden detrás de tus propios gestos hechos de cualquier manera, cómo vos sos en la vida diaria. Hay que estar sensible a los impulsos siempre, pero tenés que tener el suficiente control y contención para usar los qué en verdad colaboren con la forma artística del personaje y eliminar los qué lo borren o ensucien. En un primer acercamiento es bueno y debe ser así siempre dar todo, expresar todo lo qué siento y volcarlo en acciones físicas, pero luego viene el trabajo del artista qué es el de seleccionar su material, por lo tanto entre más impulsos sientan es mejor y exprésenlos, no se contengan; de esta manera tendrán mucho material pero luego seleccionen lo mejor y denle acabado.

En el teatro es mas visible este proceso de limpieza del gesto y selección de acciones, ya qué hay un periodo de ensayos suficientemente largo qué permite hacer este trabajo, en el cine en cambio la mayoría de las veces hay solo uno o dos ensayos antes de grabar la escena y no hay secuencia de tiempo lo qué hace qué no tengás una perspectiva tan certera como en el teatro de la evolución del personaje, casi qué tenés qué lograr el mejor acabado posible desde la primera toma, entonces hacer estos ejercicios regularmente te permitirán desarrollar la sensibilidad y la técnica necesarias para qué subconscientemente estés preparado para lograrlo.

Bueno para finalizar un tercer ejercicio meramente físico, o más bien una recomendación: dediquen al menos unos 15 minutos en hacer algo de acrobacia; telas; rutinas de circo; clown; etc. Proximamente estaré subiendo un material de acrobacia con un experto en la materia Esteban Corrales, quien es actor y acróbata. Pero por ahora practique cosas simples como hacer rollos; pararse de manos; equilibrio en la barra, o consígase tres bolas de tenis y pruebe hacer malabares. Lo anterior por dos motivos, el primero para qué se relaje después de haber realizado los ejercicios de espacio creativo, qué tienden a ser muy agotadores mentalmente, ya qué aunque para todos los seres vivos es algo natural ser sensibles y estar alertas con su entorno y no representa ningún trabajo extra o intelectual, en el caso de los seres humanos y principalmente los adultos hemos perdido esa capacidad de interactuar con nuestro entorno y con nosotros mismos de manera natural debido a la gran importancia qué nos han enseñado a darle a la racionalizacón y del miedo que sentimos ante el vacio. Tenemos una necesidad enseñada que nos dice que cada cosa debe estar bajo control y eso mata la intuición, la frescura y la capacidad de sorprendernos. Elementos tan necesarios en cualquier arte. Los ejercicios de acrobacia nos relajaran y contribuirán con el objetivo de sensibilizar nuestro instrumento.

Por último quiero compartirles algunos pensamientos del director Peter Brook; sobre este tema.

Para que las intenciones de un actor sean totalmente claras, con una tensión intelectual, unos sentimientos verdaderos y un cuerpo equilibrado, los tres elementos .pensamiento, emoción y cuerpo- deben estar en perfecta armonía. Solo entonces el actor cumplirá el requisito de ser más intenso en un corto intervalo de tiempo de lo que es en su casa.

Cuando nuestros actores realizan ejercicios acrobáticos, lo hacen para desarrollar su sensibilidad y no sus habilidades acrobáticas. Un actor que no realiza jamás ningún ejercicio actúa de los hombros para arriba. Sensible significa qué el actor está en contacto con todo su cuerpo en todo momento.

¿Cuáles son los elementos que perturban el espacio interior? Uno de ellos es la racionalización excesiva ¿Por qué insiste uno en preparar las cosas de antemano?


Fuentes: La construcción del personaje, Konstantín S. Stanislavsky
La puerta abierta y El espacio vacío, Peter Brook.

Fotografía: LosDespiertos; talleres de actuación.

Video realizado en un taller de dirección de actores, impartido por Ishtar Yasin Gutiérrez


video

lunes, 8 de febrero de 2010

Entrenamiento básico para el actor y la actriz, parte dos



Hola, hoy toca continuar con los meses dos y tres del entrenamiento básico, antes quisiera señalar que este entrenamiento es un auxiliar en el acondicionamiento y sensibilización de nuestros sentidos. Estas rutinas nos permitirán tener y o poner a punto nuestro instrumento, pero en ninguna manera pretenden ser un método, es más bien, recomendable para intérpretes que ya tienen alguna experiencia y o formación.

Al iniciar nuestro entrenamiento como actores y actrices es necesario tener a nuestro lado un intérprete con experiencia, que nos pueda guiar desde las bases. Aunque como dice el maestro Luís Fernando Gómez: “La actuación no se enseña, se aprende” y estoy totalmente de acuerdo con él, ya que al ser nosotros artesanos artistas; solamente podemos crecer en nuestro arte haciendo, haciendo y haciendo, pasando horas en la escena en una búsqueda personal. Pero sí hay ciertas técnicas qué se deben aprender, practicar y perfeccionar, como: respiración, dicción, expresión corporal, ritmo, entre otras, y para esto es primordial que sea una persona entrenada y con experiencia la que nos guíe y supervise al menos en las primeras etapas y lo principal es que esta guía sea presencial. Poco a poco iremos sintiendo la necesidad de experimentar por nosotros mismos, pero siempre que se pueda es bueno contar con la supervisión de algún maestro o maestra interprete.

Así que estos ejercicios son útiles como una herramienta para sensibilizarnos, y los objetivos que nos fijemos van a variar dependiendo de la etapa de formación y búsqueda en la que estemos.

Bueno ahora sí, vamos con el segundo mes de entrenamiento.

Mes dos: El signo externo

“Pidan a un voluntario cualquiera qué camine de un lado a otro de un espacio. Cualquier persona puede hacerlo. Hasta el idiota más torpe sería capaz de hacerlo, solo tiene qué caminar. No realizará ningún esfuerzo y no merecerá recompensa alguna. Pídanle luego que intente imaginar qué tiene en las manos un recipiente lleno con un líquido muy valioso y qué debe caminar con cuidado para qué no se vierta una sola gota de su contenido. De nuevo cualquier persona será capaz de realizar el necesario ejercicio de imaginación y se moverá de un modo más o menos convincente. No obstante, su voluntario habrá hecho un esfuerzo especial, así qué tal vez merezca qué le de las gracias y una propina por intentarlo. A continuación pídanle qué imagine que el recipiente se le resbala de las manos mientras camina, se estrella contra el suelo y derrama su contenido. Lo habrán puesto en un aprieto. Intentará ACTUAR y se apoderará de su cuerpo el peor de los artificios interpretativos de un aficionado, haciendo qué la expresión de su rostro sea FINGIDA, en otras palabras espantosamente IRREAL. Para ejecutar esa acción en apariencia sencilla de modo qué parezca tan natural cómo el mero hecho de caminar, se requiere toda la habilidad de un artista profesional; una IDEA ha de hacerse de CARNE y HUESO, SER UNA REALIDAD EMOCIONAL, debe ir más allá de la imitación, hacer qué una vida inventada sea también una vida paralela qué no pueda distinguirse de la real a ningún nivel. Comprendemos ahora por qué un auténtico actor merece ganar el dineral qué las compañías cinematográficas le pagan por crear una impresión verosímil de vida cotidiana” Peter Brook; La Puerta abierta.

Bien, al igual que en el mes uno, iniciaremos con el calentamiento respectivo (Consultar mes uno) ahora al final de nuestro calentamiento vamos a agregar un ejercicio de sensibilización que consiste en sentarse cómodamente en el suelo con las piernas cruzadas, como en la posición tradicional del Yoga, cerramos los ojos y durante 5 minutos nos vamos a concentrar en nuestro cuerpo físico, trataremos de mantenernos completamente inmóviles, van a ver qué es divertido, posiblemente les va a empezar a picar todo, pero van a sentir esos impulsos y los van a controlar, concéntrense en mantenerse totalmente inmóviles, son solo 5 minutos.

Este ejercicio te sensibilizará, aprenderás a sentir los impulsos y controlarlos y lo más importante conocerás mejor tu cuerpo. Recuerden que al final lo que se va ver, lo que va a determinar en gran parte el éxito de nuestra interpretación es el efecto físico que logremos proyectar, por lo tanto a más dominio corporal mayor eficiencia de proyección física.

El otro ejercicio para este mes tiene que ver con "el sentido de la verdad" Stanislavsky decía que un actor debe tener un agudo y desarrollado sentido de la verdad en escena, esto es totalmente cierto. Ahora lo que pasa es que aunque la verdad universal y general es absoluta, en el caso de la verdad individual nos encontramos con que es relativa y varía con nuestra experiencia, estilo de vida, educación etc. Con los personajes sucede lo mismo, cada uno tiene y defiende su verdad.

Por lo tanto el actor y la actriz deben aprender a ampliar su sentido de verdad para adaptarlo a los diferentes personajes que interpreten, el siguiente ejercicio nos ayudará a hacerlo.

Para esto voy a utilizar el sí mágico y voy a variar el ejercicio dependiendo de mis necesidades. Ejemplo del ejercicio: Voy a tomar un vaso con agua y lo voy a beber hasta el fondo, voy a tratar de supersentir todas las sensaciones que esta acción me produce y los sentimientos o pensamientos que evoca en mi, a continuación voy a volver a repetir la acción anterior pero esta vez solo con mi imaginación, lo voy a hacer las veces que sea necesario hasta que ya no tenga que pensar al realizar la acción. Van a ver que al principio a la hora de realizar la acción imaginaria está se va a tripliclar en duración con respecto a la acción con elementos reales. Luego de esto voy a realizar una variante, ok ahora me voy a tomar el vaso de agua realmente pero COMO SÍ fuera aceite de cocina ¿Qué sensación me produce? ¿Qué imágenes evoca? Voy a variar mis reacciones, tratando de ir desde lo más realista o naturalista a lo más absurdo y o exagerado, por que diferentes personas tienen diferentes reacciones naturales y verdaderas ante un mismo estímulo, por eso existen los mal llamados personajes cómicos y trágicos y o la mezcla de ambos.

Entonces recapitulando: la idea del ejercicio anterior es volvernos más sensibles con nosotros mismos y con nuestro entorno, además, de permitirnos incrementar nuestras posibilidades expresivas, pero partiendo desde una base natural y verdadera (Causa, Efecto)

Bueno esto es todo para el mes 2

Mes Tres: Personajes y tipos

"La composición de un personaje, cuando va acompañada de una transposición real, de una especie de reencarnación, es algo grande. Y puesto que lo que tiene que hacer un actor es crear una imagen mientras está en escena, y no simplemente exhibirse ante el público, es necesario que seamos todos capaces de hacerlo. Dicho de otra forma, todos los actores que sean artistas, los creadores de imágenes, deben utilizar caracterizaciones que les permitan encarnar sus papeles" Konstantín Stanislavsky, La construcción del personaje.
Como siempre vamos a iniciar con el calentamiento respectivo comentado en los meses anteriores, para este mes vamos a trabajar y concentrarnos en las características físicas de un personaje, la idea es seleccionar un personaje de los que se suelen llamar personajes tipos (Viejo, loco, soldado, intelectual, tartamudo, etc) vamos a trabajar en su aspecto más exterior tratando de darle una caracterización. Igual que en los post anteriores usted va a elegir el personaje que más le convenga desarrollar según sus objetivos. Como consejo sugiero y es lo que yo hago, siempre seleccionar el que represente más retos para mi, el que me desnude y exponga mis limitaciones, el que me ayude a crecer como ser humano, sacándome de mi zona segura de movimiento, sentimiento y pensamiento.
Seleccione el personaje tipo que quiera desarrollar, yo a manera de ejemplo seleccionaré al viejo. Ok el primer impulso maquetero, el rapid maket como dice un conocido actor nacional sería encogerse, arrugar la cara, medio cerrar los ojos y hablar brincándose las consonantes. Eso está bien para los maqueteros y es el sueño de todos ellos, pero para el intérprete verdadero o creador de imágenes, eso sería un remedo de vida, una abominación que no puede ser permitida en su taller creativo.
Para empezar vamos a abordar nuestro viejo desde el enfoque físico solamente, y esto representa ya un arduo trabajo si lo hacemos con sentido de la verdad ¿Por qué las personas mayores se mueven lento? ¿Por qué sus angulos de movimiento son más agudos? ¿Dónde está su centro de equilibrio? ¿A qué se debe qué su voz sea un poco mas grave?
Para contestar las preguntas anteriores citaré de nuevo a Stanislavsky
"Debido a la sedimentación de las sales, al endurecimiento de los músculos y a otras razones qué minan la constitución humana, con el paso del tiempo las juntas de un anciano no están bien engrasadas, eso aminora la amplitud de sus gestos, reduce los ángulos de flexibilidad de su torso, de su cabeza. Se ve obligado a dividir sus movimientos mas amplios en una serie de movimientos menores y cada uno de ellos debe prepararse antes de ser llevado a cabo. Mientras qué un joven puede realizar giros de caderas de 50 y 60 grados con rapidez y comodidad, al hacerse más viejo se verán reducidos a ángulos de 20 grados y no se harán de forma rápida, sino por partes y lentamente. Por eso es por lo qué la continuidad y el ritmo de los movimientos de los ancianos son tan pausados y flácidos. Todos estos factores determinantes se convierten para los qué estén representando un personaje en parte integrante de LAS CIRCUNSTANCIAS DADAS, del SÍ MÁGICO del argumento de una obra de teatro" Stanislavsky
Entonces, como podemos deducir la creación y caracterización de un personaje responde a situaciones de vida, entorno social, desgaste físico, educación, etc y nada tiene que ver con un acto maquetero o al menos no en el verdadero arte de la interpretación.
Bueno pues, según sea el personaje que escogiste así debes dirigir tu busqueda, si fue el intelectual por ejemplo, deberías averiguar cual fue su educación, quienes fueron sus padres, por qué le gustan más los estudios qué las fiestas por ejemplo, o tal vez a este intelectual le gusten mas las fiestas qué los estudios? No sé, es tu busqueda y tu personaje, pero abordado desde circunstancias dadas con una base real y usando un sentido de la verdad. Hay qué recordar qué no importa si usted actua mal o feo lo importante es qué lo haga con verdad, lo demás llegará con la práctica y el tiempo.
En el próximo post vamos a los meses 4; 5 y 6 Expresividad corporal y plasticidad en el movimiento.
Hasta la próxima y gracias.
Fuentes:
La construcción del personaje; Konstantin Stanislavsky
La Puerta abierta; Peter Brook
Taller Nacional de Teatro.
En la fotografía: Jimena Caballero y Alfredo Vargas en el corto Bigamia de los objetos inanimados
Video: Extracto de ensayo del espectáculo "Nosotros Los Hombres"
Producciones LosDespiertos, Costa Rica 2009
. video

lunes, 1 de febrero de 2010

Entrenamiento básico del actor y la actríz



"Un actor debe trabajar toda su vida, cultivar su mente, desarrollar su talento sistemáticamente, ampliar su personalidad; nunca debe desesperarse, ni olvidar este propósito fundamental: amar su arte con todas sus fuerzas y amarlo sin egoísmo" Konstantín S. Stanislavski"

Cómo dice el maestro Stanislavsky, el entrenamiento del actor y la actríz es sistemático, continuado. Por qué es cómo la vida misma, un ensayo, una viaje continuo.

Quiero postear un entrenamiento básico para el actor y la actriz, está basado en las ideas de Stanislavsky, pero debe ser adaptado a la vida de cada uno; según sus necesidades. Uno de los objetivos; además, de mejorar como interpretes con este entrenamiento, pues es qué cada uno de los qué lo utilicen; ya sea en parte o en su totalidad, compartan su experiencia con el resto de nosotros para así obtener mayor conocimiento e ir creando un método efectivo de entrenamiento, qué nos permita mejorar cada día.

Existe una teoría qué dice qué el cuerpo de los seres humanos se renueva totalmente cada año, si esto es cierto quiere decir que cada 12 meses volvemos a nacer, la idea es qué en cada nacimiento mejoremos nuestra conciencia del ser un poco más. Precisamente este entrenamiento está planeado para ser ejecutado en ese plazo, así qué cada concepto tratado debe ser practicado durante 4 semanas, tratando de realizar los ejercicios almenos 3 veces semanalmente en sesiones de una hora. Puede ser ejecutado individualmente o colectivamente.

Primer mes: Hacia una caracterización física

"Cada uno desarrolla una caracterización externa a partir de sí mismo, tomándola de la vida real o imaginaria, según su intuición, su observación de sí mismo y de los demás. La extrae de su propia experiencia de vida, o de la de sus amigos, de cuadros, grabados, dibujos, libros, cuentos, novelas, o de cualquier simple incidente, no existe diferencia. La única condición es qué mientrás está llevando a cabo está investigación externa no pierda su propio YO INTERIOR" Konstantín S. Stanislavski

1) Siempre iniciar la sesión con un calentamiento físico qué conste de: relajación; estiramiento; musculación; liberación de energía; estiramiento; relajación. Todo lo anterior en almenos 30 minutos. Los ejercicios van a depender de cada quién, lo ideal es ir aumentando la dificultad en cada sesión. Un ejemplo de un calentamiento puede ser el siguiente: Relajación; me tiendo en el piso boca arriba y dejo que mi cuerpo haga contacto total con el piso, mientras respiro profundamente y escucho alguna música de mi agrado (5 minutos) Estiramiento: Ahí mismo en el piso empiezo a estirar mi cuerpo a mi ritmo, qué me resulte agradable, cómo si me estuviera despertando, me incorporo iniciando el movimiento con mi cabeza, tronco, llevo mis manos a las puntas de mis pies, estiro mis piernas y me pongo de pie (5 minutos) Musculación: Corro durante 5 minutos un kilómetro al menos, o hago abdominales o sentadillas, la idea es subir la frecuencia cardiaca y trabajar algún área de músculos específica (5 minutos) Liberación de energía: Aquí lo ideal es trabajar la voz y el cuerpo, puede ser brincar y decir un texto, cantar, hacer solfeo o simplemente jugar a las escondidas, la idea es hacer algo divertido dónde haya qué moverse bastante (5 minutos) Estiramiento: Me concentro en la parte superior de mi cuerpo, estiro brazos, hago muecas, cuello etc. (5 minutos) Relajación: Me concentro, tomo un momento para mi mismo, fijo en mi mente los objetivos qué quiero lograr en este día, me relajo mentalmente (5 minutos)

Bueno ya con el cuerpo y el espíritu dispuestos me lanzo al juego escénico.

2) Para este primer mes me voy a concentrar solamente en hacer imitaciones de cualquier cosa qué llame mi atención (Animales; personas; objetos, etc) Voy a seleccionar 4 personajes qué llamen más mi atención de todos los qué imité y voy a crear una historia con ellos, cada personaje va a tener derecho a realizar 4 acciones físicas solamente, en la última sesión del mes voy a presentar una secuencia de 16 acciones de mis cuatro personajes. Lo ideal sería poder grabar en video las últimas 4 sesiones para qué podamos ver nuestra evolución y tener un registro.

Hay qué recordar qué la busqueda es interna, la idea es ir descubriendo ese mundo interior, sensibilizar nuestro instrumento, van a ver qué aunque sea una imitación externa es imposible no aportar algo de nuestro propio ser, es ahí dónde se empieza a crear El Personaje.

Procedimiento: La primera semana me dedico a buscar todas las cosas qué llamen mi atención para imitarlas, entre más cosas mejor. La segunda semana selecciono mis cuatro modelos y trabajo en todas las acciones posibles qué mi cuerpo y mi yo interno pidan. La tercera semana selecciono mis 4 acciones para cada modelo y la cuarta semana perfecciono mis personajes, en la última sesión estreno mi obra.

Bueno por hoy eso es todo, en el próximo post estaré publicando el segundo y tercer mes: "El signo externo del personaje y tipos de personajes"


Cualquier aporte y o comentario es indispensable.

Fuentes:
La construcción del personaje. Konstantín Stanislavsky
Un actor se prepara. Konstantín Stanislavsky
Fotografía:
LosDespiertos
Extracto Sonata en Tristeza Mayor, LosDespiertos.
Teatro Lucho Barahona, San José Costa Rica, 2007.
video