Mi buscador

viernes, 22 de febrero de 2013

El contacto físico en la escena


















Fotografía Hugo Dena



Tacto, confianza y autoconocimiento.

El contacto físico en escena es para los actores y actrices una barrera difícil de cruzar, sobre todo cuando se trata de contacto íntimo que involucra emociones fuertes, erotismo y o pasión. Ni que decir que para los directores y o realizadores representa muchas veces una frustración al no poder lograr la nota deseada en esa escena climática de su producción.

Hay diferentes motivos por los cuales los intérpretes ponen una barrera a la hora de tener contacto físico, desde mi punto de vista y experiencia me parece que estas son las principales (Voy a exponerlas y luego trataré de analizar cada una independientemente para intentar aclarar mi punto de vista):

1)      Los actores y actrices con mucha experiencia y entrenamiento corporal desarrollan una noción de área vital básica, un espacio íntimo donde la energía fluye y solo puede ser traspasada por el campo vital básico de otro actor cuando las circunstancias dadas de la puesta en escena lo justifican totalmente. Este campo vital básico es real; existe, es energía en movimiento. Sin embargo en ocasiones es confundido con el ego.
2)      Los actores y actrices con poca experiencia, pero con entrenamiento, les cuesta el contacto físico principalmente por falta de confianza en si mismos y en la otra persona y por estar pensando en la acción y no viviendo momento a momento las circunstancias dadas.
3)      Los no actores o “actores naturales” como dicen algunos “realizadores”, pues les cuesta el contacto físico en escena por que no están entrenados  y no son actores, entonces están violentando un proceso creativo artístico y no es culpa de ellos, si no del director o directora, que los coloca en esa situación.
4)      Deformación cultural, la sociedad, la educación nos empujan a masificarnos, a ser ciudadanos que cumplen su rol pero lo contradictorio es que esa masa que se pretende crear con el ser humano lo que logra es separarlo, ya no nos miramos, vemos gente en la calle, pero no hay contacto, y el primer contacto básico en escena es el visual, y ni siquiera se hace en la vida diaria.
5)      Una mezcla de todos los casos anteriores.

Ahora intentaré profundizar en cada punto para tratar de entender este “temor al contacto físico” que se hace más evidente cuando lo miramos en escena, sea teatro, cine o video.

De atrás para adelante, el punto 5 no necesita mucha explicación ya que es clara consecuencia de la mezcla de todos los anteriores.

El supuesto cuarto punto “Deformación cultural” la sociedad crea prejuicios, diferencias de clases, la educación aunque pretende ser estandarizada es totalmente desigual, los medios crean dependencia al consumismo y tratan de dictar maneras de actuar y de pensar, y aunque el objetivo primordial es hacernos iguales, ciudadanos ejemplares con los mismos derechos y deberes, es imposible de lograr, por una sencilla razón: no somos máquinas, somos seres únicos, y por eso es que esencialmente el ser humano es un ser social que necesita contacto físico, como necesita el aire, ya que mis diferencias las complemento con las de otra persona, por eso existe el arte por la diferencia de puntos de vista. Por eso existe el ser humano por que se necesita el contacto físico entre dos seres. Entonces tenemos que volver a lo básico, reaprender a tener contacto, como un niño de tres años que va sentado en el asiento delante del nuestro en el autobús y nos cautiva o nos asusta con su mirada inquisidora o con una sonrisa llena de vitalidad.

Tres “Los no actores o actores naturales”. Ahora los directores y directoras sobre todo en audiovisual tienen la costumbre de buscar sus protagonistas entre gente sin entrenamiento, por que en apariencia el actor o la actriz sobre todo los que trabajan mucho en teatro tienden a sobreactuar o a parecer poco naturales en escena, y es cierto en algunos casos. Entonces si el personaje es una señora que vende flores pues está bien que se busque a una señora que venda flores en la vida real, y no tengo la menor duda que lo va a hacer mejor que cualquier actriz, pero si esta señora en las circunstancias dadas del metraje tiene que prostituirse por que necesita salvar a su hijo enfermo con el dinero que le paguen sus clientes, y al realizador se le ocurre grabar una escena de la señora acostada en la cama con un hombre que la toca y la besa, creo que va a tener muchos problemas para lograrlo y si lo hace talvez sea después de la toma número 100. Se necesita entrenamiento para ese tipo de escenas y no de semanas, si no de años. Lo que va lograr el realizador es hacerle un daño sicológico a la señora en nombre del arte y grabar una escena de regular calidad en el mejor de los casos y con mucha suerte. Los procesos artísticos no se deben violentar, es algo lógico, básico. Nadie corre un maratón con un día de entrenamiento.

Dos; “actores entrenados pero que aún necesitan autoconfianza” y esto viene con el autoconocimiento, mi cuerpo es mi instrumento, necesita ser afinado día a día. En estos casos siempre es bueno conocer a la otra persona con la que haré la escena, hablar con ella o él, tomarse un café. Cuando estudiaba en el T.N.T de Costa Rica, en el segundo año de curso me tocó realizar una escena de amor con una compañera de clase, no éramos los mejores amigos; incluso teníamos diferencias, pero la escena salio bien porque teníamos año y medio de vernos todos los días de la semana durante un mínimo de cuatro horas, éramos novatos, pero estábamos entrenados, nos conocíamos y la escena fluyo. Ese es el secreto de los grandes grupos teatrales, la confianza que se desarrolla entre sus integrantes, incluso muchos directores de cine recurren a usar los mismos actores y actrices porque existe confianza y la confianza es conocimiento y facilita las cosas. Por otro lado hace dos años tuve que grabar una escena bastante íntima con una actriz con experiencia, talentosa, pero no nos habíamos conocido antes, la directora del cortometraje solo fijó un ensayo de la escena en cuestión y la actriz invitó a su novio al ensayo. Nosotros nunca nos sentamos a hablar y solo nos vimos en el ensayo y el día de la grabación, hubo que grabar como 12 tomas y creo que ninguna quedo bien, creo que se hubiera solucionado si hubiéramos tenido un par de ensayos sin el novio de la actriz, buscando ganar simplemente confianza, y nos hubiéramos tomado un café el día antes de la grabación, las escenas difíciles requieren más trabajo y eso hay que tomarlo en cuenta. Para terminar con este punto, hace poco me toco hacer un casting que involucraba tener una escena romántica con otra actriz, tuve la suerte de que me toco hacerlo con una amiga actriz a la cual conozco hace aproximadamente 20 años, pero teníamos como unos tres de no vernos, hicimos el casting juntos y los dos obtuvimos un papel en el programa, creo yo gracias a la confianza que nos teníamos. Entonces sí es muy bueno lograr todos los minutos de conocimiento de la otra persona que se puedan. Los realizadores deberían dejar que sus actores se sienten a conversar de lo que quieran, el punto es la confianza que se va a generar y está se verá reflejada de manera positiva en la puesta en escena.














Fotografía Hugo Dena, taller de formación actoral.


Punto uno “actores con mucha experiencia, muy talentosos y con mucho ego” Bueno como dije al principio; sí es verdad que todo ser humano tiene un campo vital único y debe ser cruzado solo cuando hay una verdadera justificación, pero voy a empezar primero con el punto negativo “el ego” actores y actrices que no se tocan por que son “divos / divas” y simplemente piensan: Yo soy mejor que él otro. O yo se más que todos y esta escena se debe hacer de esta manera. O lo hacen todo a pura técnica para evitar el cansancio, desgraciadamente eso es lo que más vemos en la escena hoy en día; actores que actúan, actores que no viven momento a momento. Una mueca de la vida.

Ahora y para ser justo, también hay directores, realizadoras, productores etcétera, que no respetan el espacio vital del actor y del personaje y quieren ir contra las leyes del arte, y aquí es a donde quería llegar.

Me parece que Shakespeare fue el que dijo que “el arte no es la representación de la vida, si no la representación de lo representable de la vida” Ahora yo estoy convencido que todo en la vida es representable, pero tiene que ser representado como algo superior a la vida misma.

Entonces, si tomamos por ejemplo la obra “Romeo y Julieta” podemos ver que trata sobre el amor, la pasión, el odio, la venganza. Los personajes de Romeo y Julieta son altamente complejos y son solo dos adolescentes. Shakespeare manejó el contacto físico entre estos dos personajes de una manera magistral, una obra de arte. Una mirada entre ellos representa un mundo de deseo, el roce de un guante es erotismo total, un simple beso el éxtasis supremo. Esto se logra por que todos los contactos físicos están plenamente justificados, son artísticos, son superiores a la realidad, pero al mismo tiempo es la realidad misma comprimida. Cuando Romeo y Julieta se besan solo se han tocado dos o tres veces en toda la obra y esto permite que el espectador cree su propio mundo, su propia lectura mágica de la historia. ¿Qué pasaría si a algún director se le ocurriera que desde la primera escena Romeo y Julieta estén en un puro toqueteo, besos y juegos sexuales, como lograría el clímax ese director? Me imagino que tendría que haber contacto sexual explicito, y no es que esto sea malo, pero le quitamos al espectador ese mundo mágico que se había creado, esa parte imaginativa que es tan importante en el arte. Perfilo algo y el espectador lo complementa, no represento la vida como tal si no que la comprimo, la hago representable artísticamente.

Pero este es solo mi punto de vista, sin embargo es un tema apasionante sin lugar a dudas y abierto a comentarios y opiniones diversas.

video




Escena de la película Cold Mountain (2003), protagonizada por
Jude Law y Nicole Kidman.

4 comentarios:

  1. Excelentisismo artículo, Hitchcock creo que también decía que los personajes no hablan como en la vida real por que deben ser más interesantes! Lo mismo decía Kubrick.

    Por cierto, una vez leí que se hizo un estudio poniendo a varias personas a verse a los ojos durante y descubrieron que con 5 minutos que un par de personas se vieran fijamente a los ojos, se creaba una relación afectiva. Tal vez este puede ser un buen ejercicio de calentamiento, habría que probar a ver si funciona.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno que te gustara el post!
    De hecho hay varias versiones del ejercicio de mirar a los ojos, la más sencilla es simplemente tratar de mirar a la gente a los ojos en cualquier situación (cuando se va en el bus, al pagar en el super, al caminar en la calle) Esto nos permite ir entrando en ese estado de permitir. Luego ya en ensayo, pues está este de sentarse frente a otra persona y solamente mirarse y permitirse sentir las sensaciones e impulsos que esto genera, sin pensar mucho es solo de sentir. Un tercero es cuando el grupo es de varias personas, entonces una pasa al centro y va buscando el contacto visual con cada integrante del grupo, sin un orden especial ni tiempo definido, solo permitiendo las sensaciones y si esto te lleva a la acción o a la necesidad de decir o expresar algo pues no retenerse, siempre permitir, permitir es la clave.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de acabar de leer todo tu blog entero. He de decir que me ha introducido bastante en ciertos conceptos actorales que me van a ayudar mucho a desarrollar el trabajo con el actor y para mi interpretación propia a la hora de hacer mis proyectos. Muchas gracias y saludos desde España.

    ResponderEliminar
  4. Hola Juan José. Muchas gracias por visitar y leer mi blog, y me alegra mucho que haya sido de ayuda para ti. Si en algún momento deseas compartir tu experiencia con nosotros pues bienvenido serás. Este es un espacio de expresión para los que amamos el arte que hay dentro de cada uno de nosotros.

    Saludos desde Costa Rica.

    ResponderEliminar